Aquí les dejo a Carla una niña que la llevo fotografiando en mi estudio desde que era una bebe, con un salero y una gracia que es inevitable sonreír al ver tanta coquetería, es una digna heredera de su madre (Nisamar), la cual tuve el privilegio de fotografiar su boda con Miguel, y ahora esta niña con aires de flamenco nos posa con sus mejores pasos, una sesión fotográfica en donde combinamos imágenes en color, blanco y negro, y Carla siempre dispuesta para sonreírme frente a la cámara , las fotos fueron tomadas en nuestro estudio en Santa Cruz de Tenerife, muy pronto nos volverá a visitar, para la sesión especial de Navidad que estamos preparando.

[nivo theme=”default” caption=”n” link=”none”]